EVALUACIÓN PSICOLÓGICA INFANTIL NO ES COSA DE NIÑOS

LA EVALUACIÓN PSICOLÓGICA INFANTIL NO ES COSA DE NIÑOS

 

Por Citlali García Rodríguez, Master en Psicología.

 

Los Padres de Familia

 

Los padres de familia que comúnmente buscan el apoyo de un psicólogo, han sido, en su mayoría, derivados por la institución educativa a la que asisten sus hijos debido a múltiples manifestaciones conductuales que se pueden percibir como “anormales”.

 

Niños que no siguen indicaciones, que presentan dificultades para aprender o que no pueden estar quietos por mucho tiempo. Éstas son algunas de las muchas situaciones que se toman como motivo de consulta para el psicólogo.

 

Muchos de estos padres de familia refieren que han intentado de todo para que su hijo mejore pero nada funciona y podemos notar la desesperación en su voz o en su mirada, buscando el apoyo de un extraño que al parecer tiene la solución tan deseada a su problema.

 

Los papás preocupados depositan una enorme confianza en el psicólogo, quien será responsable de brindar la mayor ayuda posible, aunque no sea fácil. El psicólogo a partir del momento en que es visitado por los padres deberá reunir la mayor cantidad de información posible para, a partir de ahí seleccionar los métodos que le permitirán conocer la razón o razones de la conducta del niño.

 

El Papel del Psicólogo

El psicólogo experto sabe que el proceso no es cosa de niños, pues de sencillo no tiene nada, y que no es estático, pues es posible que la investigación cambie de curso de acuerdo a los resultados obtenidos en cada prueba o test psicológico que ha seleccionado.

 

El conocimiento preciso de cada test o prueba psicológica, la técnica para realizar una entrevista a los padres del niño y también a éste, el conocimiento de las diferentes razones que pueden estar desencadenando el problema y finalmente la manera de establecer un diagnóstico y transmitirlo adecuadamente, son las partes de ese proceso al que se enfrenta el psicólogo diariamente y de todo lo anterior dependerá que el niño y obviamente, los padres y maestros de éste, reciban la ayuda adecuada.

 

La Evaluación Psicológica Infantil

 

La evaluación psicológica es una combinación de conocimientos teóricos y técnicos que al ser utilizados o aplicados adecuadamente le permite al psicólogo hacer una descripción precisa de las dificultades que presenta el niño evaluado y brindar la orientación necesaria. El diagnóstico, que es esa descripción, debe ser analizado y estar bien fundamentado pues es la luz que guiará el proceso siguiente: la intervención.

 

Muchos padres de familia han manifestado su inconformidad hacia el trabajo de algunos psicólogos que no han podido satisfacer su solicitud de ayuda. Cuando esto sucede, la labor del psicólogo como profesionista de la salud mental se ve gravemente afectada y su credibilidad se pone en duda. De ahí la importancia de una preparación exhaustiva en materia de evaluación ya que el resultado de ésta determinará lo que suceda con el niño en cuestión y aquellos que se encuentran cerca de él.

 

La evaluación infantil no puede ser de ninguna manera tomada a la ligera, no es un juego, no es cosa de niños, pero es la vida de éstos la que está en riesgo si no se lleva a cabo el proceso como es debido.

 

 

El psicólogo profesional tiene en sus manos un proceso delicado, y aunque la vida de un niño (el latir de su corazón) no dependa de él, el cauce de ésta puede que sí, ya que una mala evaluación generará un mal diagnóstico y el diagnóstico equivocado determinará lo que será de ese niño el resto de su vida.

 

 

 

¿Deseas hacer que tu organización se vuelva más fuerte y adaptable o deseas seguir creciendo como un profesional? Adquiere las habilidades. Sólo da clic en uno de nuestros programas para saber más  y continúa tu formación.